Recibiendo el equinoccio

Ayer a las 17:21 horas fue el equinoccio de primavera. Coincidentemente, esta vez la Luna llena estuvo en la entrada del equinoccio, lo que se supone produjo un derrame extra de energía. Ya desde el sábado por la noche se dejó ver esta Luna, mucho más grande y más brillante de lo habitual. Yo intenté tomarle algunas fotos pero el lente de mi cámara no tiene tanto zoom y no salieron bien.

Este año, por primera vez en mi vida quise recibir el equinoccio y tenía ganas de ir a Teotihuacan, pero no pude ir y me fui a Chipinque, un cerro que es a la vez un parque ecológico y los fines de semana los regios acostumbran ir a subirlo y hacer ejercicio. Con mis botas de campo, ropa verde para estar a tono con la naturaleza, mi cámara y toda la buena vibra del mundo, me lancé pues al cerro junto con una amiga.

Sigue leyendo