Para empezar el día

Después de varias horas de reposo, tu cuerpo necesita reactivarse. Dedica unos minutos a conectarte con él, muévelo, estíralo, respira, encuentra tu equilibrio.

Actívalo, pero de forma natural. No con café ni con coca ni cigarros. Tu cuerpo es una máquina perfecta y maravillosa que solo necesita que la conectes contigo para poder funcionar.

Y después de eso, alimenta tu motor, prepáralo para todos los pasos que tiene que dar hoy. También lo más sano que puedas.

¿Listo? ¡Perfecto! Ahora no aceleres de 0 a 100. Hazlo despacio. Disfruta tu día, intenso y con pasión, sí, pero sin prisas. ¡Mira el camino y disfrútalo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s