Demasiado ejercicio

Probablemente muy pocos de mis amigos se pueden imaginar que me gusta bailar, pero yo apenas oigo música y mis pies se mueven solitos. Bailar es una de las cosas que más disfruto en esta vida. Hubo un tiempo cuando vivía en Torreón en que lo hacía casi cada fin de semana, pero en algún momento de mi vida perdí el hábito o la oportunidad de salir a bailar. Nunca había tiempo, ni dinero o con quién ir.

En mi último cumpleaños quise darme como regalo único y exclusivo irme a algún lugar a bailar pero desafortunadamente no lo pude hacer y me quedé un poco frustrada.

Bueno, pues ahora he decidido meterme a clases de baile. Ayer empecé a ir al Skandal, un antro donde dan clases todos los días y es super barato. Me sorprendió el primer día ver la pista llena de gente y al principio me sentí un poco rara pero fue muy divertido ver la dinámica y a todo mundo echándole muchas ganas.

Hoy fue mi segundo día y recordando lo de Chipinque creo que he estado haciendo demasiado ejercicio en tan pocos días, pues al terminar la primera hora ya me molestaba la cintura y sentía dolorcitos en las piernas, y de plano no me quise quedar para la segunda hora. Me senté un rato y me fui. Dos años de vida sedentaria me están cobrando inevitablemente la factura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s