Una florecita roja en mi pecho

Hoy he ido con el cirujano a revisión. Hace dos semanas me volvió a hacer una operación que ya me había hecho hace un año pero en esa ocasión no quedó bien. Resulta que hace dos años y medio me quitaron todo el tejido mamario de mi seno derecho y tuvieron que quitar el pezón también, y todo este tiempo he tenido una enorme cicatriz rosa cruzando mi pecho. Y todo este tiempo también he tenido que acostumbrarme a ver en el espejo mi nuevo reflejo, a reconocer y querer a este cuerpo diferente que sigue siendo mío pero le han cambiado un poco la forma. Me ha costado mucho por supuesto, y me ha dolido. Es un cambio que yo no quería ni imaginaba, pero ahora lo tengo y es necesario hacerlo parte de mí.

El año pasado el cirujano intentó reconstruir el pezón usando la misma piel pero no resultó, la piel regresó a su lugar natural y otra vez mi cicatriz lucía plena y radiante. Así que bueno, me ha vuelto a operar y esta vez me ha hecho un injerto del otro pezón y parece que ha funcionado.

He traído parches estas dos semanas y no he podido saber bien cómo va, pero hoy que fui a revisión en el consultorio, he visto una pequeña florecita roja que crece en mi pecho y me he emocionado mucho. Por un momento estuve a punto de llorar. Es un botoncito pequeñito, todavía está hinchado y rojo, como un bebé, pero sangra y parece que late con vida propia.

Estoy sumamente contenta con el resultado. Por más pequeñito que sea, es otro cambio físico y tendré otra vez que pasar por este proceso de asimilar mi nuevo cuerpo, pero creo que esta vez será más sencillo pues ahora ya no me falta nada, otra vez está completo. Diferente, pero completo. ¡Estoy muy contenta!

3 pensamientos en “Una florecita roja en mi pecho

  1. Esto que escribes es muy fuerte: como experiencia y como contenido. Te considero muy valiente por compartir sentimientos tan íntimos acerca de tu cuerpo y tu recuperación tanto física como emocional. Me encantó leerlo y te agradezco mucho que compartas esta experiencia de vida con nosotras.
    Te mando un abrazo muy fuerte, Oli!
    Besos

  2. Cuando te leo, veo todo lo que dicen tus ojos y que no sale de tu boca.
    Me gustan tus palabras y la soltura con que expresas sentimientos tan profundos….
    Un abrazo

  3. Ana querida: Escribirlo me ha ayudado mucho a sobrellevar mi proceso. Yo no conocía a nadie cercano que hubiera pasado por lo mismo y a quien pudiera yo recurrir. Y me parece que en internet tampoco hay mucho de esto que digamos.

    Muchas mujeres acuden a terapias grupales pero yo no me hubiera sentido cómoda entre tanta gente desconocida, y elegí hacerlo de esta forma para no tragármelo sola, aunque pueda ser contradictorio hacerlo público en un blog.

    Gracias a ti por leerme y por acompañarme con tus palabras. Un abrazo fuerte =)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s