Rompiendo la rutina

Desde hace meses he estado pensando que quiero hacer más cosas en mi trabajo. Me gusta lo que hago, pero ya caí en la rutina y no siento ningún incentivo ni hay ninguna novedad en el día a día. Todos los días son exactamente lo mismo. Y mi trabajo aparte de rutinario también puede ser aburrido, y es solitario, porque tengo que hacer todo de prisa y eso no deja mucho tiempo para platicar con alguien.

Mis únicos intercambios verbales son “hola”, “¡salud!”, “no, gracias”, “buenas tardes”, “hasta mañana” y cosas por el estilo. Y ya me aburrí. Quiero hacer más y siento que puedo dar más. Así que hablé directamente con mi jefe y le propuse que me manden a tomar fotos a los eventos o cualquier cosa que haya, aprovechando que estoy de vacaciones en la escuela. ¿Qué qué me dijo? Pues que sí, por supuesto. Como ahorita precisamente estamos sin reporteros aceptó encantado la idea.

Hoy ya tuve mi primera misión como fotógrafa, me levanté muy tempranito y fui toda contenta a cubrir la presentación de un proyecto empresarial en el Tec. Fue algo muy sencillo y rápido. Después regresé a mi casa a hacer de comer mientras llegaba la hora de irme al trabajo.

Claro que esto no me va a salvar de la rutina, seguiré cumpliendo mi horario normal, de hecho trabajaré más horas y por el mismo sueldo, pero al menos andaré en la calle haciendo lo que tanto me gusta y conociendo gente nueva. Para mi mala suerte se atraviesa el fin de semana, y yo ya estoy esperando con ansia que sea domingo para saber qué cosas nuevas voy a hacer o a dónde me van a mandar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s