Monterrey sobre ruedas

Pues finalmente ya ando en mi carrito. Me esperé unos días para arreglar el seguro, la licencia, el cambio de dueño, etcétera, etcétera, etcétera, todo lo que se debe hacer en estos casos, pero ya tengo todo en orden.

Llevo tres semanas manejando y al principio andaba con muchos nervios y bien pescada del volante. He tenido pequeños accidentes, que supongo son normales en estos casos, pero casi se me ha parado el corazón del susto.

Ahorita ya estoy más relajada, me siento con más confianza, pero lo que me agobia es que tengo que estar concentrada todo el tiempo, ir atenta a todo y yo soy taaaan distraída, taaaan dispersa, que manejar me está resultando un ejercicio mental muy pesado. Pero me gusta, no lo niego, estoy re-conociendo a Monterrey sobre cuatro ruedas y me fascina esa sensación de cuando algo es nuevo. Es esa sensación rara entre nervios, miedo, emoción y gusto por hacer algo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s